Todos sabemos que los smartphones llegaron a nuestra vida a revolucionar en muchos aspectos, otorgando acceso a tareas que antes necesitaban más tiempo u otros elementos, pero lamentablemente nuestros smartphone dependen de una fuente de energía y éste es aún un factor que los fabricantes no terminan de desarrollar, ya que hasta el momento pocos son los dispositivos que resisten largas e intensas jornadas de trabajo.

Por ello hemos visto todo tipo de desarrollos y proyectos que buscan alargar esa autonomía, desdebaterías adiciones, cargadores de todo tipo, hasta cables con diseños novedosos, pero nunca habíamos visto cápsulas de cartón desechables.

La carga exacta sin dañar el medio ambiente

Las capsulas Mini Power son un invento del diseñador japonés Tsung Chih-Hsien, el cual por cierto acaba de ganar el premio Red-Dot de diseño, y consiste en una pequeña cápsula de cartón biodegradable, que en su interior cuenta con la carga necesaria para nuestro iPhone en casos de emergencia.

La idea de Tsung es colocar estas Mini Power en tres distintas capacidades, de dos, cuatro o seis horas, en diversas tiendas en Japón, y es que el principal problema al que se enfrentan las baterías adicionales es el plástico con el que se protegen, donde muchas veces no es tratado de la manera correcta y puede resultar afectado por una fuga de la batería, lo que dificulta su reciclado.

Pin It on Pinterest

Share This