Primero fue el Boeing 747, y ahora una complejo industrial en Vancover; pareciera que ningún lienzo es suficientemente grande para estos grafiteros brazileros, quienes fueron invitados a la Bienal de Vancouver por sus 6 llamativos y peculiares hombres gigantes. El moral plasmado en torres de 21.336 metros aproximadamente son ahora las pinturas que están más cerca del cielo, catalogadas como las más largas de todos los tiempo en Vancouver.

Ambos artistas declaran que el primer reto del proyecto fue elegir el lugar adecuado para intervenir, ya que no querían una espacio común de dos dimensiones, sino que uno especial y único. Buscaron un lugar donde la pintura pudiera transformarse, creando un dialogo entre el mundo 2D y el 3D.

Otro punto clave de su intervención fue la intención de los grafiteros de traer nuevos aires a Vancouver, compartiendo perspectivas y culturas y estableciendo una nueva relación entre las personas que frecuentan el sitio, además de integrar su trabajo en el escenario de la ciudad.

Os Gemeos trabajaron dedicadamente durante un mes en este monumental proyecto artístico sin fines de lucro, logrando sin duda un resultado mejor del que todos esperaban.

Pin It on Pinterest

Share This